Temas relacionados:



Visitadurías.

 

Indudablemente las Visitadurías son la parte medular del quehacer de la CDHEZ, día a día se atiende a personas que acuden ya sea a las oficinas centrales, o bien a las regionales, para denunciar violaciones a sus derechos humanos o de alguna otra persona, y es deber precisamente de los Visitadores, atender, investigar y resolver las denuncias que sean interpuestas. Recae en ellos la enorme y a la vez delicada labor de allegarse de evidencias que sean necesarias para emitir un resolutivo objetivo y apegado a derecho.

Para realizar este trabajo, las Visitadurías Generales cuentan con Visitadores Adjuntos, y en las oficinas Regionales con Auxiliares, quienes también realizan una labor importante en la integración del expediente de queja, una investigación exhaustiva y puntual que deriva en la resolución emitida para cada caso concreto.

En ese sentido, los Visitadores tienen claro que detrás de cada expediente que tienen a su cargo, se encuentran personas con problemáticas de diferente naturaleza, cada una de ellas considera que su dolencia debe atenderse con prontitud y objetividad, por lo tanto, deben cumplir con la labor encomendada, no solamente realizando un trabajo objetivo sino que los expedientes que tienen bajo su responsabilidad, deben ser resueltos dentro del término que para ese efecto establece el artículo 29 de la Ley que rige el actuar de este Organismo Protector de Derechos Humanos, siendo de cuatro meses contados a partir de que formalmente les es entregada una queja para su investigación.

Al respecto, es importante resaltar que una vez recibida la queja, el Visitador ya sea General o Regional, con las facultades que le confiere el artículo 56 del Reglamento Interno de la CDHEZ, procederá dentro del término de tres días a partir de que recibe la queja, a emitir el respectivo Acuerdo de Calificación. Esta es la primera actuación que el Visitador debe realizar una vez que le sea turnada la queja y sin lugar a dudas, es una actividad de gran relevancia, si tomamos en consideración que en este acuerdo se establece la competencia del Organismo Estatal para investigar la queja planteada. El artículo 9º de la Ley de la CDHEZ, establece los casos en los cuales no se tiene competencia.

En estos supuestos, el Visitador tiene la obligación como lo establece la fracción III artículo 56 del Reglamento Interno, de otorgar la asesoría respectiva y orientar jurídicamente al quejoso, para que haga valer sus derechos en la vía y ante las instancias que según el caso concreto amerite.

El 10 de junio del 2011 se reformó al artículo102 apartado “B” de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en varios aspectos.

En lo que hace al trabajo de los Visitadores se estableció “…estos organismos no serán competentes tratándose de asuntos electorales y jurisdiccionales…”.

Esto es, se suprimió la no competencia tratándose de asuntos de índole laboral, en consecuencia, aún y cuando la Ley de la Comisión del Estado de Zacatecas en su artículo 4° establece que en asuntos de carácter laboral sólo se podrá conocer cuando se trate de actos u omisiones administrativos de carácter procesal que no diriman controversia alguna, debemos estar pendientes de la reforma o adición que la Legislatura Local realice a la Ley de la Comisión de Derechos Humanos de Zacatecas hasta ahora vigente en materia laboral.

El trabajo realizado en las Visitadurías Generales y Regionales está supervisado por el Coordinador de Visitadurías, quien debe mantenerse atento a que no haya rezago en la integración y resolución de los expedientes, salvo en casos excepcionales que por su complejidad o a petición de los quejosos, deba ampliarse el término para su resolución, facultad que tiene conferida el Presidente de este Organismo Estatal, acorde con lo que dispone el artículo 29 de la Ley, que emite el acuerdo de ampliación respectivo; documento que se debe notificar al quejoso y a la autoridad o autoridades involucradas para que se tenga la certeza jurídica del porqué no se emitió el resolutivo dentro de los cuatro meses que establece el artículo de referencia.

Virtud de ello, el Coordinador de Visitadurías debe estar en constante comunicación con el Presidente del Organismo, para coordinar de manera puntual el trabajo que se desarrolla en las diferentes Visitadurías, así como para proponerle la metodología de trabajo en aras de que se respeten los términos y los resolutivos se emitan apegados a la verdad histórica de los hechos denunciados.